Funda de cojín Demi-ojos – 50 x 50 cm
Funda de cojín Demi-ojos – 50 x 50 cm
Estas fundas de cojines están hechas en el taller de Mario Mendoza en Teotitlán Del Valle. Este pueblo de la comunidad Zapoteca de México es reconocido a nivel mundial por la calidad de sus tejidos de lana. Estos artesanos tejen de generación en generación. Cada funda de cojín fue tejida manualmente con un “telar de pedales”. Su confección ha durado una semana. Esto lo convierte en un objeto único, no reproducible de forma idéntica y puede mostrar ligeras variaciones de tejido y colores. El reverso de cada funda de cojín está hecho de tela liso (negro, verde o gris) con una cremallera que permite insertar y sacar fácilmente el cojín (dicho cojín no está incluido). Los diseños y las combinaciones de colores son imaginados por los propios artesanos. Los colores se obtienen de forma natural con colorantes a base de plantas, frutas o insectos.
1,500.00 $ Añadir al carrito
Funda de cojín Demi-ojos – 50 x 50 cm
Funda de cojín Demi-ojos – 50 x 50 cm
Estas fundas de cojines están hechas en el taller de Mario Mendoza en Teotitlán Del Valle. Este pueblo de la comunidad Zapoteca de México es reconocido a nivel mundial por la calidad de sus tejidos de lana. Estos artesanos tejen de generación en generación. Cada funda de cojín fue tejida manualmente con un “telar de pedales”. Su confección ha durado una semana. Esto lo convierte en un objeto único, no reproducible de forma idéntica y puede mostrar ligeras variaciones de tejido y colores. El reverso de cada funda de cojín está hecho de tela liso (negro, verde o gris) con una cremallera que permite insertar y sacar fácilmente el cojín (dicho cojín no está incluido). Los diseños y las combinaciones de colores son imaginados por los propios artesanos. Los colores se obtienen de forma natural con colorantes a base de plantas, frutas o insectos.
1,500.00 $ Leer más
Funda de cojín – 50 x 50 cm
Funda de cojín – 50 x 50 cm
Estas fundas de cojines están hechas en el taller de Veronica en Teotitlán Del Valle. Este pueblo de la comunidad Zapoteca de México es reconocido a nivel mundial por la calidad de sus tejidos de lana. Estos artesanos tejen de generación en generación. Cada funda de cojín fue tejida manualmente con un “telar de pedales”. Su confección ha durado una semana. Esto lo convierte en un objeto único, no reproducible de forma idéntica y puede mostrar ligeras variaciones de tejido y colores. El reverso de cada funda de cojín está hecho de tela liso (negro, verde o gris) con una cremallera que permite insertar y sacar fácilmente el cojín (dicho cojín no está incluido). Los diseños y las combinaciones de colores son imaginados por los propios artesanos. Los colores se obtienen de forma natural con colorantes a base de plantas, frutas o insectos.
1,500.00 $ Añadir al carrito